Ads 468x60px

Procedimiento ante Tormentas Eléctricas

Cuando se habla de Tormentas Eléctricas básicamente se trata e un tipo de condiciones atmosféricas adversas, que se generan debido a que se producen descargas eléctricas de gran intensidad, que puede darse entre las nubes o también entre las nubes y la superficie de la tierra. Usualmente todas estas descargas eléctricas se le conocen como Rayo, el cual al producirse genera un estruendoso ruido, que se produce por el rompimiento del aire a lo que se denomina trueno y el brillante haz de luz blanca al que se le denomina relámpago. de acuerdo a datos estadísticos meteorológicos se dice que en cada segundo caen mas de 100 rayos en diferentes puntos de nuestro planeta y que este tipo de fenómenos provocan unas 600 victimas mortales al año y llega a herir a otras 1500 personas.

Ademas se debe considerar que las descargas originadas por estos fenómenos climatológicos, llegan a generar hasta 100 millones de voltios, lo cual implica la producción de una temperatura de más de 1000 °C. Para determinar la peligrosidad de esta energía descargada, digamos que para que resulte mortal para un humano una descarga eléctrica, es suficiente una corriente de 0.1 A, mientras que la corriente de un rayo tranquilamente puede llegar a los 200,000 A, lo que quiere decir que llega a unas 2 millones de veces mayor que el mínimo para considerarse peligroso, lo que quiere decir que el peligro es letal para un ser humano expuesto a este tipo de descargas eléctricas.

Los lugares considerados peligrosos por la presencia de este tipo de fenómenos son terrenos llanos o aquellos donde existen elementos conductores de electricidad, por lo que los lugares más expuestos como las cimas de cerros o espacios abiertos, lugares donde exista alambradas o cercos metálicos, zonas con líneas eléctricas aéreas y subestaciones eléctricas, chozas o casas ubicadas en áreas abiertas, bofedales, zonas con la presencia de tuberías metálicas expuestas. Por todo esto los campamentos mineros son considerados de alto riesgo, ya que presenta gran parte de las características descritas, por lo que cuando se llega a producir una tormenta eléctrica en los campamentos mineros, la disposición primaria es suspender todo tipo de actividades.

Es por eso que en los campamentos mineros donde existe la probabilidad de desarrollarse tormentas eléctricas, se ha implementado alarmas de este tipo de fenómenos, que comprende un Centro de Control y Comunicaciones, que ademas hacen uso de detectores especiales como puede ser el detector fijo Thor Guard. Algunas empresas han desechado los detectores portátiles, por no tener una efectividad confiable. Por tanto se establecen generalmente dos tipo de alarmas, una denominada Alerta Amarilla, que se da cuando la tormenta esta a una distancia entre 5 y 15 kilómetros, y una Alerta Roja, que se produce cuando la tormenta se encuentra a una distancia menor a 5 kilómetros.

Cuando se ha establecido una alerta por la presencia de una tormenta eléctrica, el personal del campamento normalmente debe proceder de la siguiente manera:

Cuando se emite la Alerta Amarilla:
  • Todos los trabajadores que laboren a nivel de piso tendrán que alejarse a una distancia mayor de 100 metros de cualquier lugar donde exista la presencia de estructuras metálicas y ademas deben estar preparados para buscar un refugio que los proteja de los efectos de la tormenta.
  • Asimismo los supervisores o encargados de la seguridad de la mina, deberán disponer que los vehículos de evacuación y refugio vayan aproximándose  a las áreas donde el personal estaba laborando.
  • De manera ordenada, todo el personal se debe preparar para buscar un refugio adecuado.
Cuando se emite la Alerta Roja:
  • Por ningún motivo el personal debe permanecer a la intemperie expuesto a los efectos de la tormenta.
  • Todos los trabajadores deben ubicarse en lugares adecuados que les brinde protección ante los efectos de posibles descargas eléctricas.
Hay que destacar que los vehículos y equipos móviles que cuentan con una cabina metálica cerrada se les considera como un refugio, por lo cual estos pueden seguir desplazándose. Por otro lado los edificios y cualquier otra instalación cerrada, debe ser previamente evaluada para determinar si es factible continuar laborando en su interior.

De esta manera las compañías deben contar con procedimientos claros que indiquen como proceder ante la inminente llegada de una tormenta eléctrica. Precisamente para determinar la posible llegada al campamento de este tipo de fenómenos, se suelen analizar ciertas condiciones atmosféricas que indican la probable llegada de una tormenta eléctrica. dentro de estas condiciones se encuentra la presencia de nubes con desarrollo vertical que lucen densas y mantienen un color gris plomo, asimismo suele presentarse ruidos de truenos, lloviznas persistentes, vientos fuertes y la presencia de corrientes estática, que puede provocar que el cabello de los trabajadores se ericen.

Una característica que identifica a una instalación como un refugio seguro en caso de tormenta eléctrica, son aquellos que cumplen con el principio eléctrico de la Jaula de Faraday, que básicamente se refiere a toda estructura metálica cerrada, como puede ser el caso de un contenedor, donde de caer una descarga eléctrica, la corriente se distribuye por la parte externa del refugio, mientras que en la parte interna no hay distribución de esta corriente. por tanto los vehículos con carrocería metálica, se les considera también como Jaula de Faraday, lo que no sucede en el caso de vehículos cuya carrocería es de otro material, como fibra de vidrio.

De esta manera las compañías que cuentan con un campamento expuesto a este tipo de fenómenos debe entrenar a su personal para que sepan como actuar ante estas inclemencias, para lo cual debe establecer simulacros periódicos que les permita tener al personal entrenado. por tanto debe contar con un sistema de alarma efectivo que comunique a todo el personal la presencia de este tipo de fenómenos y ademas debe implementar la suficiente logística para contar con la cantidad necesaria de refugios que brinden la seguridad necesaria a los trabajadores. esto implica también contar con suficientes medios de transporte para evacuar de manera eficiente al personal.

Es así que el Ministerio de Energía y Minas viene estableciendo en un proyecto, el cual esta a cargo de la Dirección de Normas Eléctricas, una serie de principios generales que deben seguirse para lograr una protección efectiva contra rayos en distintas instalaciones como edificios e instalaciones dedicadas a brindar servicios de energía  y telecomunicaciones. De esta manera dentro de lo que considera la guía de Seguridad Personal, se advierte claramente que el riesgo de que una persona sea alcanzada por un rayo, siempre resulta mayor cuando las personas que laboran en el área expuesta, permanecen al aire libre o intemperie.

Es por eso según la guía de este Ministerio, también ha establecido una serie de recomendaciones en caso de presentarse una tormenta eléctrica que se puede resumir en las siguientes:
  • Se debe tratar de mantener cualquier tipo de equipo eléctrico, electrónico, telefónico o de comunicación, siempre con una conexión a tierra.
  • Cuando se presente una tormenta eléctrica se debe buscar de manera inmediata refugio tanto en el interior tanto de vehículos, como en edificios o instalaciones que ofrezcan protección contra los rayos.
  • Por ningún motivo se debe permanecer a la intemperie durante el desarrollo de una tormenta eléctrica.
  • Permanecer en los refugios escogidos hasta que cese de manera absoluta la tormenta.
  • Ademas durante la tormenta, el personal debe alejarse de ciertos lugares, como espacios en campo abierto, piscinas, lagunas, así como lugares cercanos a líneas de transmisión eléctrica, cableado aéreo, vías de ferrocarril, y cualquier tipo de cercas metálicas. Tampoco acercarse a zonas donde haya presencia de arboles y torres metálicas.

0 comentarios:

Publicar un comentario