Ads 468x60px

Trabajos de Izaje de Cargas

Cuando se realizan operaciones de izaje de cargas, es importante prestar toda la atención para evitar que se produzcan comportamientos inseguros por parte del personal. Para se debe estar atento con las maniobras de izaje y evitar que haya personal bajo la carga durante el proceso de izaje, o existe la presencia de personal no autorizado en un extremo de la grúa o en su defecto se encuentren dentro del radio de movimiento de giro de la pluma de la grúa. Asimismo se debe evitar la presencia de personal que participa de la maniobra sin cumplir con los requisitos del uso de sus equipos de protección Personal EPP. 

Por tanto para proceder a realizar un izaje, en primer lugar se debe realizar la verificación de la carga para después realizar el izaje, donde los denominados aparejadores deben confirmar que los punto donde se ajustará la carga están diseñados para dicho fin,  y ademas se debe verificar que estos puntos no tengan ningún tipo de daño estructural, lo cual implica que no exista deformación o que estas partes se encuentren corroídas o dañadas por el uso. Asimismo se debe asegurar que la carga la carga esté asegurada sin la posibilidad de que se produzca un cambio significativo en el centro de gravedad de la carga. Ademas se debe  evitar la presencia sobre la carga de objetos o herramientas no asegurados, ya que durante el izaje, estos podrían caerse y causar algun accidente. Ademas se debe comprobar que los cables de retención se encuentren correctamente instalados, ya que mediante estos será posible controlar y guiar la carga.

Asimismo es necesario que previo a un procedimiento de izaje se realice la verificación del equipo de izaje, para lo cual los operadores de Grúa y/o Aparejadores deben asegurarse de que el equipo se encuentre en condiciones seguras, así como los accesorios complementarios en este tipo de actividades, como los grilletes y anillos de izaje, los cuales se debe verificar que no se encuentren deformados o corroídos y ademas que el perno se ajuste adecuadamente. Por otro lado se debe verificar también que las eslingas de tela sintética no tengan ningún tipo de daño o degradación y que
tengan las características adecuadas para ser utilizadas en un determinado trabajo, para lo cual se deberá revisar sus especificaciones técnicas de fábrica.

Con respecto a las grúas que sean utilizadas en un proceso de izaje, se debe verificar que las alarmas de Carga de Trabajo Segura SWL se encuentren operativas para el rango de carga que se estima levantar, y también se debe asegurar que los balancines se extiendan de manera adecuada y que puedan asegurarse correctamente y ademas que se encuentren soportados adecuadamente, para lo cual el piso debe ser lo suficientemente estable, para que proporcione un soporte adecuado que brinde estabilidad al equipo, mientras se realiza las maniobras del izaje.

Los aparejadores deben ser un personal responsable y entrenado para garantizar que la carga en una grúa se encuentre adecuadamente asegurada, para que de es amanera sea elevada de manera correcta. Asimismo los señalizadores o Riggers deben estar entrenados en este tipo de actividades, ya que es su responsabilidad proporcionar las señales adecuadas para ayudar al operador de grúa en el desarrollo de las maniobras de levantamiento o izaje de cargas.

Análisis de riesgos
Durante el desarrollo de un proceso de izaje de cargas, previamente se debe verificar si en el lugar de la maniobra existen peligros eléctricos, en especial cuando se utiliza una grúa móvil, se debe verificar que no haya la presencia de líneas eléctricas aéreas, y si las hubiera, se debe evitar que durante el desarrollo de la maniobra, el extremo de la pluma de la grúa, el cable o la carga misma, lleguen a aproximarse a menos de 5 metros de estos cables conductores si en caso la tensión es igual o mayor a 50 KV y a menos de 3 metros si la tensión presente resulta inferior a los 50 KV.

En el caso de tratarse de grúas móviles, los estabilizadores deben extenderse a su máxima longitud en ambos lados, mientras que los gatos contaran con la elevación suficiente para que los neumáticos de la grúa queden totalmente levantados o separados del piso que las soporta, para de esa manera proceder a ejecutar la maniobra del izaje. Además durante la maniobra se debe tratar de que la carga no se mueva a menos que se pueda ver la carga y esta se encuentre en contacto con el Operador de la Grúa, ya que de lo contrario se tendrá que emplear el apoyo de un Rigger, quien indicará los movimientos exactos al operador de la grúa. Ademas al inicio del izaje se debe verificar que la carga se encuentra nivelada, asegurada y que no se balancee

Por tanto se puede decir que los trabajos que implican trabajos con grúas representan una tarea que implica de todas maneras cierto riesgo no solo por parte del operador de grúa, sino también por parte de los otros integrantes del equipo de maniobra, por lo que todos deben seguir con las indicaciones de seguridad en este tipo de trabajos. Por eso es también necesario que el operador se encuentre en buenas condiciones físicas, lo que implique que posea unas óptimas condiciones visuales y auditivas, y que no tienda a marearse cuando opera en altura, por lo que no debe sufrir padecimientos crónicos y ademas no debe consumir drogas ni alcohol, de modo que tenga un balance mental completo y sobre todo una alto sentido de la responsabilidad.

La legislación OSHA ha sacado ciertas consideraciones de seguridad para los trabajos que implica las operaciones con grúa, que incluye las maniobras de izaje, dentro de las cuales menciona que las advertencias o instrucciones deben encontrarse visibles al operador mientras este se encuentre en la cabina de control, de modo que este tenga a la mano el conocimiento y dominio adecuado de su equipo. por otro lado las señales de mano deberán ser las dictadas por el ANSI, y ademas todas las partes mecánicas de la grúa a las que el operador pueda tener acceso, deberá contar con sus respectivas guardas. 

Asimismo se recomienda que antes de iniciar una maniobra de izaje, los combustibles y todo tipo de materiales flamables deberán ser removidos del entorno de trabajo. Si en caso el trabajo se realiza en espacios cerrados, se deberá medir con frecuencia las concentraciones tóxicas provenientes de la emisión de combustión de los motores de las máquinas. Por otro lado las ventanas de la cabina de control las grúas deberán brindar una buena visibilidad al operador. Ademas las grúas deberán contar con un extintor tipo 5BC, que tiene la capacidad de apagar a 5 metros cuadrados todo tipo de combustibles y cables eléctricos.

0 comentarios:

Publicar un comentario